orría el año 1808... y el comandante Pedro Fontevila era designado Teniente de Gobernador de Corrientes. El 17 de septiembre de 1801 había sido designado Comandante de Armas, tal la denominación de la máxima autoridad del Cabildo de Corrientes por esa época.


Lo reemplazaba en el cargo a Miguel Gerónimo Gramajo, quien falleciera el 30 de abril de ese año.


El 4 de noviembre de 1806 Fondevila marchó a Montevideo con el regimiento de milicias correntinas –compuesto por 500 hombres - y llevando cinco mil caballos. En la Banda Oriental requerían fueras ante la amenaza británica.


Pasados los sucesos bélicos contra los ingleses, el clima político de Corrientes se enrareció aún más de lo habitual, dado que Pedro Fondevila siempre fue muy resistido y ahora encontraba cada vez más rechazo en la población criolla. Se lo acusaba, entre otras cosas, de ser ahijado de Sobre Monte.


Pese a que el Cabildo de Corrientes solicitó su destitución, el 30 de diciembre de 1808 fue nombrado teniente de gobernador por el virrey Liniers al restablecerse nuevamente ese cargo en Corrientes por solicitud del Ayuntamiento.


Al año siguiente se festejó con euforia la llegada del nuevo Virrey don Baltasar Hidalgo de Cisnero, el 28 de julio de 1809.



Virrey don Baltasar Hidalgo de Cisnero