orría el año 1671... y el capitán Alonso Alvarez Delgadillo y Atienza, vecino de Santa Fe, reemplazaba en el cargo de Regidor del Cabildo de Corrientes al capitán Francisco de Villanueva.


Esta designación la efectuó el Gobernador del Río de la Plata José Martínez Salazar, a raíz de desinteligencias producidas entre los cabildantes elegidos en el cabildo abierto de principios de 1669.
Al comenzar el año 1671 Villanueva intentó completar los cargos vacantes en el Cabildo de Corrientes y se produjo una división entre los vecinos y una serie de pleitos que culminaron con el reemplazo de la máxima autoridad.


Durante este nuevo gobierno se preparó una expedición de 150 vecinos de Corrientes y 150 indios de las reducciones y encomiendas de la jurisdicción, que al mando del capitán Francisco de Villanueva debería estar pronta para acudir en ayuda de Buenos Aires, la que estaba amenazada por piratas ingleses y franceses.
Delgadillo y Atienza fue el último que gobernó con el nombre de “Corregidor”, puesto que al ser sucedido, el 26 de octubre de 1672 por Luis de Toñanes, el cargo volvió a su antigua denominación de Teniente de Gobernador, al ser suprimida la Real Audiencia de Buenos Aires.

Cabildo de Corrientes

orría el año 1839...  y José Antonio Romero asume como Gobernador de Corrientes. Para satisfacer a Pascual Echagüe una Legislatura adicta elegía en la fecha gobernador a José Antonio Romero, quien entrará en funciones recién el 6 de julio, por encontrarse frente a las tropas. Era hasta ese momento Comandante Militar de San Roque.


Del nuevo gobernador dice Hernán Félix Gómez: “Su personalidad intrascendente, su condición militar y de impuesto por las armas, lo hacían notoriamente impopular”.


Los comisionados por la legislatura correntina Teodoro Gauna y Juan Baltasar Acosta habían firmado, en el cuartel general del jefe entrerriano ubicado en Curuzú Cuatiá, un acta de compromiso por el cual se comprometían a designar un gobernador de las características que reclamaba Juan Manuel de Rosas. En ese mismo acuerdo, también se comprometieron los diputados correntinos a no considerar más a Misiones como parte integrante de Corrientes, a la vez que como indemnización obliga a la provincia a entregar al gobierno entrerriano 60.000 pesos fuertes y a poner sobre la frontera de Entre Ríos ochenta mil cabezas de ganado vacuno y cincuenta mil yeguas.

Tomando mate en el campamento
(dramatización)

orría el año 1946...  y jura como gobernador de la provincia de Corrientes el doctor Blas Benjamín de la Vega.


El 16 de mayo se había reunido por última vez el cuerpo elector y el doctor de la Vega es consagrado con el voto de 15 electores. Su gobierno fue intervenido por el gobierno nacional el 5 de octubre de 1947.

Blas Benjamín de la Vega

orría el año 1887...  y por Ley Provincial, se funda el pueblo al crearse la Colonia Derqui, en el departamento de Esquina.


Entre las muchas cosas que debieron abandonar los jesuitas, cuando fueron expulsados de América por orden del Rey de España Carlos III en 1767, se contaba la legua de campo llamada "Pago Redondo" que hoy ocupa el Pueblo Libertador. Desde entonces esta legua de campo quedó "realenga y valdía" hasta 1810 y "patriolenga y valdía" desde entonces, hasta 1887.


Por decreto del 21 de noviembre de 1885, firmado por el gobernador Manuel Derqui y su ministro de gobierno Juan Ramón Vidal, se ordena el loteo de Pago Redondo, ubicado en la entonces 3ra. Sección del departamento de Esquina, 2da. Sección a partir de 1917. Por entonces estaban establecidas varias familias que hacían un total de 500 vecinos.


Respetando las ocupaciones existentes, se decreta un loteo que lo efectuó el agrimensor Rafael Figueroa con el propósito de crear una colonia agrícola, la que por ley que auspició el gobernador autonomista Juan Ramón Vidal, fue aprobada oficialmente el 22 de mayo de 1887. Dispuso que tal centro agrícola se denomine "Colonia Derqui".


Mas tarde, en el año 1893, cuando asume el gobernador liberal Ing. Valentín Virasoro, se cambió el nombre de "Derqui - ex gobernador autonomista- por el de Colonia Berón de Astrada y luego, el 22 de agosto de 1953, se volvió a cambiar su denominación por el de Pueblo Libertador.


En 1934 se construyó el puente sobre el arroyo Barrancas que le permitió comunicarse con la 5ta. Sección del departamento y con el resto de la provincia hacia el este. El 7 de julio de 1935 se constituyó la Sociedad de Fomento, con un ambicioso programa de realizaciones y progreso. El 21 de agosto de 1941, por Ley Provincial Nº 940, se creó la Comisión de Fomento, la que se constituyó el 10 de mayo de 1942.


Por Ley Provincial Nº 1779 del 22 de agosto de 1953 se transformó la Colonia Berón de Astrada en el Pueblo Libertador.

Valentín Virasoro

orría el año 1861...  y fallecía Gregorio Alvarez Valdés, jurisconsulto y político nacido en Corrientes a principios del siglo XIX.


Se doctoró en jurisprudencia, fue diputado provincial en 1830, Juez del Crimen en 1832 y más tarde miembro del Tribunal Consular de Comercio. Participó activamente en los sucesos previos que concluyeron en la batalla de Pago Largo y luego el gobernador Ferré lo comisionó, en 1841, para concretar tratados con el Paraguay y el Uruguay.


Durante el gobierno de Joaquín Madariaga en 1843, integró su gabinete como Ministro de Gobierno y Hacienda. Cuando el gobernador Madariaga tuvo que comandar el ejército que cayó derrotado en Rincón de Vences a manos de las tropas de Urquiza, Gregorio Alvarez Valdés quedó como gobernador delegado, teniendo que emigrar al Brasil tras el resultado adverso del enfrentamiento.


Regresó a Corrientes en 1852 y luego de la batalla de Caseros, en el interregno en que fue destituido el gobernador Benjamín Virasoro y designado el doctor Juan Pujol, ocupó interinamente la gobernación.

Joaquín Madariaga

orría el año 1851...  y nacía José María Llano en la ciudad de Corrientes. Alcanzó la primera magistratura de la Provincia en su carácter de titular de la Legislatura, tras las renuncias del Gobernador Manuel Derqui primero y del Vicegobernador Joaquín Vedoya después.

 
El 17 de abril de 1886 Llano asumía el gobierno de Corrientes en su carácter de vicepresidente primero del Senado, cargo para el que fue propuesto por el Partido Autonomista.


El 8 de febrero había renunciado el vicegobernador Joaquín Vedoya en medio de un serio conflicto político suscitado en las propias filas del partido Autonomista. Era gobernador su fundador, el doctor Manuel Derqui, quien también, presionado por los acontecimientos políticos nacionales con repercusiones en Corrientes, se vio obligado al poco tiempo, el 17 de abril, a presentar su renuncia.
La dimisión de Vedoya había sido la conclusión de un hecho acaecido el año anterior, en 1885, cuando el Jefe de Armas, el díscolo y bravo coronel José Toledo y su hermano Vicente, desconocieron a la autoridad constituida.


Al poco tiempo se instaló la Legislatura para el período 1886 y fue electo titular del Senado el señor Ángel Soto quien, en consecuencia, se hizo cargo del Poder Ejecutivo el 30 de junio. Derqui, a su vez fue elegido Senador Nacional por Corrientes.
José María Llano fue Intendente de la ciudad de Corrientes y entre sus obras importantes se destacan el Hospital Juana Francisca Cabral y el Cementerio San Juan de Dios.


Desarrolló una intensa actividad ganadera y la Provincia lo tuvo entre sus más destacados productores agropecuarios. Fue propietario de los Establecimientos “El Batel” (Chavarría); “Ayuí” y “San Sebastián” (San Miguel) y Coembotá y La Camencha (Berón de Astrada).

Manuel Derqui

orría el año 1810...  y el Cabildo Abierto comienza a las 9 de la mañana, con la presencia de sólo 251 vecinos.


Castelli expone las ideas revolucionarias y el militar Ruiz Huidobro sostiene que si el Rey Fernando VII ya no está en su cargo, tampoco debería estarlo el Virrey Cisneros. Los presentes votan para designar a su sucesor. Al día siguiente se realiza el escrutinio y el resultado no arroja dudas: 155 votos en contra del Virrey y solo 69 a su favor (26 personas no votaron).


Juan José Castelli era un abogado primo de Manuel Belgrano y nació un 19 de julio de 1764 en la Ciudad de Buenos Aires. Fue secretario interino del Consulado de Comercio y Regidor del Cabildo. En la historia argentina se lo conoce como "el orador de la revolución de mayo" porque fue uno de los que sostuvo la posición más extrema: estaba a favor de la caducidad del gobierno de España y de la necesidad de que el poder volviera al pueblo. Como vocal de la Primera Junta apoyó las ideas políticas de Mariano Moreno.

Plaza de Mayo