Corrientes y la historia nacional


San Martín - Batalla de Albuera

San Martín combate a las órdenes del general Beresford el 16 de mayo de 1811 en la batalla de Albuera.

Conoce a Lord Macduff, noble escocés, que lo introduce a las logias secretas que complotaban por la independencia de América del Sur. Por su intermedio obtuvo un pasaporte para viajar a Inglaterra, donde se encontró en 1811 con compatriotas de América española: Alvear, Zapiola, Andrés Bello, Tomás Guido, entre otros. Todos formaban parte de una logia que había fundado el "Precursor" Miranda, quien junto con Bolívar ya luchaba en América por la independencia de Venezuela.

La batalla de La Albuera, durante la guerra de la Independencia española, en las inmediaciones de la localidad extremeña homónima, unos 22 km al sur de la ciudad fronteriza amurallada de Badajoz. Se enfrentaron un ejército combinado de fuerzas británicas, portuguesas y españolas al mando del general William Beresford contra el Ejército francés del Sur (Armée du Midi) del mariscal Soult. El desenlace fue indeciso, aunque se puede considerar una victoria táctica de los aliados.

Desde octubre de 1810 el Ejército francés en Portugal del mariscal Masséna estaba enfrascado en un enfrentamiento cada vez más desesperado contra las fuerzas aliadas al mando del general británico Arthur Wellesley (futuro duque de Wellington), las cuales estaban atrincheradas tras las fortificaciones de las líneas de Torres Vedras. Siguiendo órdenes de Napoleón, a inicios de 1811 el mariscal Soult encabezó una expedición francesa desde Andalucía hacia Extremadura en un intento por alejar a los aliados de Torres Vedras y aliviar la difícil situación de Masséna. Napoleón manejaba información desactualizada y la intervención de Soult llegó tarde porque para entonces las tropas de Masséna, hambrientas y debilitadas, ya se estaban retirando hacia España. Soult pudo conquistar la estratégica ciudad de Badajoz, en la frontera entre ambos países, pero se vio obligado a retirarse a Andalucía por la derrota del mariscal francés Claude-Victor Perrin en la batalla de Chiclana, Cádiz. Sin embargo, Soult había dejado una importante guarnición en Badajoz. En abril, cuando supo de la total retirada de Masséna de Portugal, Wellington mandó un poderoso ejército anglo-portugués al mando de William Beresford para reconquistar Badajoz. Los aliados expulsaron a los franceses de los alrededores de la ciudad e iniciaron su asedio.

Soult rápidamente reunió un nuevo ejército con las tropas francesas en Andalucía y, junto con los soldados que se retiraban ante Beresford, marchó para acabar con el asedio. Sabiendo de la aproximación de otra fuerza enemiga, un ejército español al mando del general Joaquín Blake, el mariscal francés planeó girar hacia el flanco de Beresford e interponer sus tropas entre sus dos oponentes. Sin embargo, una vez más la información de los franceses estaba desactualizada, pues los españoles ya habían enlazado con portugueses y británicos. Así, el ejército francés de 24 000 hombres tenía enfrente un ejército aliado de 35 000.

Los ejércitos chocaron en las inmediaciones de la villa de La Albuera. Ambos bandos sufrieron numerosas bajas en un combate encarnizado hasta que los franceses se retiraron el 18 de mayo. El ejército de Beresford quedó demasiado diezmado y exhausto para perseguir a los franceses, pero fue capaz de retomar el asedio de Badajoz. A pesar del fracaso de Soult para acabar con el ataque a la ciudad, la batalla de La Albuera tuvo escaso impacto estratégico en la guerra. Justo un mes después, en junio de 1811, los aliados se vieron forzados a abandonar el asedio a Badajoz por la aproximación de los ejércitos franceses reconstituidos de Portugal y Andalucía.

San Martín durante la batalla de Albuera

Batalla de Albuera

El 3er. Regimiento británico en la batalla de Albuera



Diseño web: Eduardo Seoane Riera | Biografo Producciones & FX | e-mail: gerencia@biografotv.com.ar | Corrientes, Argentina | 2009