Corrientes y la historia nacional


Bonpland se radica en Corrientes

Amado Bonpland arriba a Buenos Aires en 1817, fue recibido con todos los honores correspondientes a su gran prestigio. Fue nombrado "Naturalista del Río de la Plata", también profesor de Historia Natural: Simultáneamente la Academia de París, lo distinguió "Miembro Correspondiente".

Tras permanecer unos años en Buenos Aires se radicó en Corrientes, en donde se dedicó a estudiar la yerba mate, entre otros. Aunque en Candelaria, ya había sido plantada por los jesuitas que lamentablemente fueron cortados y quemados por los paraguayos por eso dejaron de cultivarla por miedo a éstos.

Aimé Jacobo Alejandro Goujand, tal el verdadero nombre, nació en la Rochella, Francia un 27 de septiembre de 1773; se lo conoce como Bonpland un apellido adoptado por su padre Simón, el único de los nueve hermanos, quien lo agregaría a su apellido paterno, al igual que este médico y naturalista que fue nada menos que Botánico e Intendente Real de la Emperatriz, María Josefina, esposa de Napoleón Bonaparte I.

En 1820, Bonpand decidie explorar Entre Ríos y Corrientes, conociendo en aquella a Francisco Ramírez, quien escuchó y apoyó sus planes en el cultivo de la Yerba Mate. Aunque en Candelaria, ya había sido plantada por los jesuitas que lamentablemente fueron cortados y quemados por los paraguayos por eso dejaron de cultivarla por miedo a éstos.

Bonplad junto al Barón Alejandro de Humboldt -un alemás a quien conoció en la Universidad de París durante su estudio de medicina-, con poca diferencia de edades y amante de los viajes con fines científicos, lo acompaña durante cinco años recorriendo las regiones tropicales del Hemisferio Sur, entrando en dicho itinerario especialmente, Las Selvas Americanas.

Nada escapó a la curiosidad de estos eminentes hombres, tal es así que llevan a Europa una gran cantidad de elementos, resultado de sus investigaciones tanto de: Botánica, Zoología, Geografía, Etnografía, Mineralogía, Paleontología. Recibiendo homenajes de reconocimientos y el francés, una pensión de su gobierno.

Hay que poner en relieve que Bonpland fue un gran visionario al afirmar que en la explotación de dicho vegetal el país tenía un gran futuro. En noviembre del mismo año conoció a personalidades que lo ayudaron a cumplir sus sueños, realizándolos en Corrientes y Misiones.

En diciembre de 1821, Bonpland se encontraba en Colonia «Santa Ana», él fue su fundador. Esa misma noche la población fue atacada, incendiada (casas, plantaciones, cosechas, etc.). Allí fue donde el científico fue apresado y llevado al Paraguay, por orden del dictador José Gaspar Rodríguez, de Francia, en donde permanecio cautivo durante nueve años.

Al principio fue en vano el pedido por su libertad, de las diferentes personalidades de varios países, hasta que el 17 de marzo de 1829, recibió la orden de salir del Paraguay.

Se radicó en San Borja, (en Brasil, ubicada frente a la ciudad Santo Tomé, provincia de Corrientes), arraigándose en las regiones selváticas, atraído por la permanente novedad que la naturaleza le ofrecía.

Entre 1832 y 1837 envió a Europa plantas, insectos, fósiles, minerales y semillas de "Victoria Regia" que él descubrió.

Después de Caseros, se estableció definitivamente en Santa Ana (hoy Bondpland, Paso de los Libres), Corrientes. El gobernador Juan Pujol, lo nombró Director del Museo que creó en la capital de dicha provincia, 1857.

Don Justo José de Urquiza, lo consultó para mejorar las plantaciones del Palacio San José.

Un 11 de mayo de 1858, a los ochenta y cinco años falleció en Santa Ana.

La tradición relata que se pensó en embalsamarlo, pero no sabemos hasta dónde avanzó ese proceso, pues se dice que un ebrio lo interrumpió.

Las siguientes palabras del sabio resumen su grandeza y humildad: "habituado a vivir libre, a la sombra de los árboles de América, a oír el canto de los pájaros que suspenden los nidos sobre mi cabeza, a sentarme para ver correr a mis pies, las puras aguas de mi arroyo. En lugar de todos estos dones ¿Qué encontraría en el barrio más aristocrático y brillante de París?".

Amado Bonpland

Bonpland junto a su amigo Humboldt en la selva tropical

El Museo de Ciencia Naturales "Amado Bonpland" del que fuera director en 1857

Bonpland ayudó al desarrollo de la yerba



Diseño web: Eduardo Seoane Riera | Biografo Producciones & FX | e-mail: gerencia@biografotv.com.ar | Corrientes, Argentina | 2009