Corrientes y la historia nacional


Corrientes apoya a Francisco Ramírez

El Cabildo correntino apoya remueve de sus cargos a todos los comandantes militares que era adictos a Jose Gervasio Artigas el 27 de agosto de 1820 con el propósito de agradar al nuevo hombre fuerte del Litoral en que se había convertido Francisco Ramírez.

El 23 de febrero de 1820 en la localidad de Pilar los caudillos federales victoriosos, el santafesino Estanislao López y el entrerriano Francisco Ramírez firmaron con el negociador unitario porteño el Tratado de Pilar; por este tratado, las provincias (incluida Buenos Aires) reasumían su soberanía particular, las provincias firmantes se pronunciaban por la federación, y se llamaba a un congreso general que se reuniría en San Lorenzo (Santa Fe). Por último, los jefes federales recordaban a Buenos Aires su deber de defender a la Banda Oriental, aunque no se la comprometía a nada respecto a esto. Ramírez se comprometía a invitar a Artigas a unirse al tratado, no ya como subordinado, sino como aliado del “gobernador de la Banda Oriental”.

Por primera vez la Buenos Aires aceptaba negociar con caudillos provinciales sin estar en una posición de superioridad. Pero fue finalmente una victoria diplomática para Buenos Aires, que consistió en la ruptura de las relaciones entre Ramírez y Artigas, como consecuencia de que el ambicioso entrerriano se arrogará la condición de Gobernador de Entre Ríos, relegando al jefe uruguayo al papel de pasivo receptor de los términos del tratado.

Para colmo, mediante un acuerdo secreto, Buenos Aires se comprometió a entregar a Ramírez armas que no serían empleadas para repeler al invasor portugués sino para terminar con Artigas. Lo que sucedió finalmente tras producirse varios y severos enfrentamientos armados.

Su ambición le llevó a unir las provincias de Corrientes, Santa Fe, Misiones; precisamente, a ésta última la bautizó como la República Autónoma de Entre Ríos y trató, sin éxito, de unirla a Paraguay.

La Banda Oriental en la negativa a enviar delegados al Congreso de Tucumán, que iba a abrir sus sesiones el 23 de marzo de 1816, en protesta por la política antiautonomista de Buenos Aires. Sin embargo apoyó el Congreso organizado por Artigas en Paysandú, donde se defendieron las ideas federalistas.

Su intención era tener una posición predominante en el momento que se proclamara de nuevo la unidad nacional, así que promovió el desarrollo de la agricultura y la ganadería, y lanzó un plan para establecer escuelas públicas en todas las localidades de la provincia.

Francisco “Pancho” Ramírez



Diseño web: Eduardo Seoane Riera | Biografo Producciones & FX | e-mail: gerencia@biografotv.com.ar | Corrientes, Argentina | 2009