orría el año 1815... y hacía su entrada en la ciudad de Corrientes el comandante Blas Basualdo, lugarteniente de José Gervasio Artigas, y era recibido con gran entusiasmo por el vecindario pues su espíritu de conciliación era conocido por las instrucciones dadas por cartas a José de Silva. Antes de la derrota y muerte que sufrió Genaro Perugorría, las huestes artiguistas avanzaron comandadas por José de Silva, quien luego, el 26 de diciembre de 1814, fue proclamado Comandante de Armas interino.

Las instrucciones que había recibido oportunamente Silva era de que no se debía molestar a nadie, aunque hubiere pertenecido al bando contrario, y se castigara a los que cometieran atropellos contra cualquier vecino. Al otro día de su llegada partió Blas Basualdo y de allí en más, cumpliendo ordenes de Artigas, comenzó la persecución sobre Genaro Perugorría. Este se había levantado sobre el oriental que ejercía por entonces su autoproclamada condición de Protector de los Pueblos Libres.

Basualdo retornó a Corrientes y sumó a sus órdenes a Casco y Antoñazo e inició su persecución acompañado de 1.000 hombres, los que terminaron acorralando a Perugorría en Campos de Colodrero, quien se rindió ante la superioridad numérica de sus adversarios a cambio de que respetaran la vida de sus hombres. Artigas, no obstante, ordenó que trajeran a Perugorría a su Campamento, donde fue fusilado el 17 de enero de 1815.

José Gervasio Artigas

orría el año 1843... y el gobernador de Corrientes Pedro Dionisio Cabral declaraba reos de sedición y deserción a los empleados civiles y militares que salieron de la provincia sin permiso del gobierno para sumarse al enemigo Joaquín Madariaga.

Por entonces y ante la noticia de que los hermanos Madariaga se alistaban en Brasil para recuperar Corrientes que estaba en manos del amigo de Rosas, Pedro Dioniso Cabral, el gobernador dictó un decreto estableciendo penas severas para quienes se sumaran a la acción revolucionaria. Estableció embargos de bienes y nombró una comisión que determina las personas que deben sufrir penas.

Entre los que habían emigrado al Brasil tras la derrota de Arroyo Grande (6-12-1842), se encontraban, entre otros, los hermanos Madariaga y un grupo grande de oficiales y soldados, quienes deciden entrevistarse con el presidente del gobierno republicano de Río Grande. Así lo hacen y son recibidos en Alegrete por Goncalvez, quien les otorga permiso para permanecer en el territorio conservando las armas, para que en el momento oportuno puedan reunir los hombres que quisieran acompañarlos y expedicionar sobre Corrientes.

Los correntinos estaban capitaneados por los hermanos Joaquín y Juan Madariaga. Les indicó el portugués que acamparan en el campo del coronel Claudio de Abreu, en la costa del Arroyo Ñanduy.

Pedro Dionisio Cabral

orría el año 1857... y nacía Félix María Gómez en la ciudad de Corrientes, hijo de Félix Tomás Gómez y Emilia Benítez.

Militó en las filas del Partido Autonomista e incursionó en la poesía y en el periodismo. Sus proyectos y discursos parlamentarios están reunidos en una obra.

Se trasladó a estudiar a Buenos Aires donde se recibió de bachiller en el Colegio Nacional, egresando más tarde de abogado en la Facultad de Derecho de la Capital Federal. Al regresar a su provincia fue nombrado Fiscal de Gobierno en el año 1881 y durante el gobierno del autonomista Manuel Derqui fue Ministro de Hacienda, cargo que volvió a ocupar en 1889 durante la gobernación del también autonomista doctor Juan Ramón Vidal.

Fue diputado nacional en dos períodos, 1884/88 y 1892/96, actuando luego en 1899 como miembro de la Convención Reformadora de la Constitución de la Provincia de Corrientes.
En el año 1889 y en 1929 ocupó el cargo de procurador general de la provincia y en 1892 dirigió el Banco de Corrientes.

Fue Concejal y presidente del Concejo Deliberante de la capital correntina entre 1926 y 1929. Fue profesor y ocupó el rectorado del Colegio Nacional de Corrientes. De 1927 a 1928 fue vocal del Consejo Superior de Educación y también fue miembro de sociedades científicas, nacionales y extranjeras.

Se casó con Juana Avalos Billinghurst de cuyo matrimonio nació su hijo Hernán. Falleció el 23 de septiembre de 1941.