orría el año 1885... y se producía la 7a. Intervención Federal a Corrientes decretada por el Presidente de la Nación general Julio Argentino Roca, quien lo hacía ejerciendo una Ley del Congreso. Envió como delegado federal al general Juan Ayala.

Desde el 25 de diciembre de 1883 ejercía la primera magistratura de Corrientes el doctor Manuel Derqui, a quien lo acompañaba como vicegobernador su correligionario autonomista Joaquín Vedoya. A los dos meses fue designado ministro de gobierno el doctor Juan Ramón Vidal, quien debutaba en un cargo de jerarquía con apenas 23 años de edad.

El gobierno de Derqui contaba con una figura singular en la persona del Inspector General de Armas el coronel José Toledo. El gobernador y sus colaboradores no tenían una íntima solidaridad con el Jefe de la Seguridad de Corrientes, y al decir del doctor Derqui "Toledo era un mal necesario" dado su modalidad operativa, sobretodo, en lo que hacía al trato con la oposición.

El 2 de junio de 1885, estando el gobernador Derqui en Buenos Aires al igual que el coronel José Toledo, funcionarios de segunda línea del gobierno provincial, liderados por Juan Ramón Vidal, intentaron derrocar al segundo jefe de Armas Vicente Toledo. Este era hermano del titular y en esas circunstancias sus subalternos lo rescataron de los funcionarios golpistas, quienes de alguna manera querían quedarse con el poder militar de la provincia, dado que la forma de ejercer la seguridad por parte de los Toledo no brindaba tranquilidad ni a opositores ni a gobernantes.

Vicente Toledo denunció ante el vicegobernador Joaquín Vedoya al grupo captor, al que calificó de faccioso y entre ambos restablecieron el orden. Al volver de la Capital Federal su hermano retomó el mando de la fuerza en la provincia y desde la jefatura militar de Corrientes sumó a un conjunto de presos, levantándose contra el orden constituido y exigiendo, el 2 de julio, la renuncia del gobernador Manuel Derqui.

Al día siguiente el Presidente Roca recibió desde el Chaco una comunicación telegráfica de Derqui, por intermedio de un emisario, ya que el gobernador y el vice permanecían preso en la Legislatura. El día 11 renuncian Derqui y Vedoya presionados por la circunstancia y al quedar ambos en libertad enviaron al Congreso de la Nación un pedido de intervención federal, el que no se trató debido a que el presidente Roca hizo uso de una Ley sancionada con anterioridad, el 13 de julio de ese año 1885.

El interventor general Juan Ayala, cumpliendo instrucciones presidenciales, llegó a Corrientes el 19 de julio con 1.000 hombres, fusiles, ametralladoras y barcos. Sofocó la sublevación y restituyó en el cargo de gobernador a Manuel Derqui. Mientras esto sucedía, el coronel Toledo abandonaba la provincia trasladándose al Paraguay.

El edificio del Congreso Nacional en la ciudad de Buenos Aires.

Manuel Derqui

Juilo Roca

orría el año 1880... y nacía Erasmo Martínez, en la ciudad de Esquina. Fue vicegobernador de Corrientes en el año 1929 secundando en la fórmula gubernativa del Pacto al autonomista Benjamín González.

Estudió derecho en Buenos Aires y desde muy joven se enroló en las filas del Partido Liberal. El 11 de junio de 1909 juró como diputado provincial y volvió a ser electo para el mismo cargo, por la primera sección electoral, en las elecciones celebradas el 14 de mayo de 1912. En un período fue electo presidente del cuerpo. La Cámara de Senadores lo tuvo entre sus miembros al ser electo en las elecciones celebradas el 27 de marzo de 1921. Prestó juramento el 30 de abril de 1921.
Acompañó al doctor Benjamín González en su gestión de gobierno y dada su personalidad se constituyó como garantía para el Partido Liberal y prenda de armonía y progreso para Corrientes. Asumieron el gobierno el 25 de diciembre de 1925 y actuaron como ministros en esta etapa de gobierno el doctor Felipe C. Solari (P.A.) en la cartera de gobierno y Federico Fernández Serrano (P.L.) en Hacienda e Instrucción Pública.
El doctor Benjamin González decidió que la relación con el Partido Autonomista la debía mantener él desde el gobierno y con el Partido Liberal la debía mantener su vicegobernador Erasmo Martínez. Era este pues un procedimiento lógico dado que ambos eran los más interesados en preservar la espectabilidad y los derechos de sus cargos, como también el apoyo de sus respectivos partidos para hacer cumplir los fines establecidos en la alianza política que actuaba bajo la histórica denominación de Pacto.
Al producirse la revolución del 6 de septiembre de 1930 el doctor Erasmo Martínez es designado interventor federal en Salta y al retomarse el cauce democrático fue electo diputado nacional por el período 1932-1934.
A propuesta de las entidades rurales fue designado en 1945 director del Banco de la Nación Argentina. Contrajo enlace con la señora Josefa Codazzi Aguirre y falleció en su ciudad natal, Esquina, el 23 de marzo de 1949.

Erasmo Martínez