orría el año 1832... y constituyen la Confederación Argentina. La integran todas las provincias en una entidad política y jurídica que organiza por primera vez en nuestra historia una República independiente.

No era sobre la base ideal de una Constitución y de allí la fragilidad de su destino. Estaba construida sobre el proyecto y agrado de Juan Manuel de Rosas, quien de inmediato designó embajadores a Manuel Moreno en Londres, a Carlos María de Alvear en los Estados Unidos y a Eugenio Santa Colona en París.

Dos líneas políticas definidas quedan armadas en el país: Rosas por un lado, con su autoritarismo y con un sistema económico y rentístico importante a su servicio, trata de unificar el país alrededor de Buenos Aires. Por el otro, los federales doctrinarios y los gobernadores del interior que luchan por organizar la República a través de una constitución que establezca la autonomía e igualdad de todas las provincias.

orría el año 1850... y conferencian Urquiza y Virasoro. El gobernador delegado de Corrientes Miguel Virasoro acordaba con el gobernador de Entre Ríos Justo José de Urquiza, en una conferencia que se celebraba en la ciudad de Concordia, proceder a la defensa de nuestra provincia en caso de una invasión paraguaya, como anunciaban los acontecimientos.

Esa reunión se efectuó en esta fecha y ambos gobernantes se pusieron de acuerdo para tratar de buscar la neutralidad del Paraguay, lo que dejaría el campo libre a los litoraleños para continuar su plan de enfrentar a Juan Manuel de Rosas.

Miguel Virasoro, hermano de Benjamín, quien era el gobernador titular, ocupaba el Poder Ejecutivo en la ciudad de Corrientes por delegación de su hermano, quien se encontraba al frente de las tropas en la Comandancia de San Roque. Miguel Virasoro hacía las veces de un gobernador administrativo, mientras su hermano, Benjamín, quien ejercía el poder real desde noviembre de 1847, después de la batalla de Rincón de Vences, tenía la responsabilidad de dirigir la faz política y militar de Corrientes.

Benjamín Virasoro

orría el año 1866... y el coronel Porto Alegre, al frente de tropas brasisleñas compuesta por 1400 soldados, atacó la batería de Curuzú que el presidente del Paraguay, Francisco Solano López, había hecho construir para reforzar por un extremo de Curupaytí, colocando en ella una guarnición de 2300 hombres al mando del general Díaz. Esto se desarrollaba en plena guerra de la Triple Alianza.

Llegando hasta las trincheras con el agua al pecho, siendo apoyados por los fuegos de la escuadra aliada, los atacantes batieron y pusieron en fuga a los paraguayos que, aunque se defendieron valerosamente, tuvieron que abandonar el punto después de tener 700 muertos y el resto de la gente herida.

El 16 de abril de ese año 1866 el general Bartolomé Mitre al frente de las fuerzas aliadas había cruzado al Paraguay a la altura de Paso de la Patria, donde continuó esta terrible guerra que recién culminó cuatro años más tarde.

Guerra con el Paraguay

orría el año 1871... y aparecía en Corrientes el primer ejemplar del periódico El Inmigrante. Se editó en la imprenta que años antes imprimía el Nacionalista, un medio que difundía especialmente los pormenores de la guerra contra el Paraguay.

El inmigrante fue fundado por don Eudoro Díaz de Vivar y abordaba temas económicos e industriales, no tocando para nada los temas políticos. En consecuencia, se vio ampliamente superado por el diario "La Fusión" que se dedicaba a atacar al gobierno de Santiago Baibiene, que impulsaba la candidatura de Agustín Pedro Justo como su sucesor.

Era el año en que Corrientes sufrió la "fiebre amarilla" que terminó con la vida de 2.500 correntinos, entre ellos el doctor Pedro Igarzabal, presidente de la Legislatura y el médico y senador nacional José Ramón Vidal, padre de Juan Ramón, quien tenía once años por entonces y se consagraría después, en 1886, gobernador de la provincia.

Eudoro Díaz de Vivar