orría el año 1848... y el gobierno de Corrientes a cargo del general Benjamín Virasoro, que respondía totalmente a la política de Juan Manuel de Rosas y de su lugarteniente en el litoral Justo José de Urquiza, disponía que se premie con terrenos y establecimientos pastoriles y ganado, según la condición del agraciado, a todos los hombres que formaron la denominada "División Correntina" en el ejército de Urquiza que enfrentó en la batalla de Vences, el 17 de noviembre de 1847, a las tropas correntinas comandadas por el gobernador de entonces general Joaquín Madariaga.

Asimismo disponía la proscripción de los colores azul, celeste y verde, al tiempo que imponía el uso del color "punzó" a hombres y mujeres, con severas penas para los infractores. Se estableció además que sólo podían ejercer el corretaje de libre comercio los señores José María Ruda y Cayetano Virasoro, ambos de conocida filiación federal y que fueron nombrados por el gobierno.

En ese año 1848 son detenidos en la ciudad de Goya Camila O'Gorman y el sacerdote tucumano Uladislao Gutierrez, quienes bajo los nombres falsos de Valentina Desan y Máximo Brandier, se habían radicado allí cuando huyeron de Buenos perseguidos por Juan Manuel de Rosas. Pero una noche, fueron invitados a la casa del juez de Paz de Goya don Esteban Perichón, siendo descubiertos por el padre Miguel Gannon. El gobernador de Corrientes Benjamín Virasoro ordenó el arresto de los amantes y comunicó a Rosas de lo sucedido, quien no dudo en dar órdenes de que sean fusilados, sentencia que se cumpliría en el Campamento de Santos Lugares a los pocos meses.

Gral. Benjamín Virasoro

undación de San Carlos

El 27 de septiembre de 1877 por ley de la Legislatura se determina la fundación de un centro urbano, que más tarde se constituyó en la localidad de San Carlos, enclavada en el nordeste de la provincia perteneciente al departamento de Ituzaingó.

Era entonces gobernador de Corrientes José Luis Madariaga y refrendó la iniciativa su Ministro General don Severo Fernández.

Antiguamente tuvo su origen en la reducción jesuítica de San Carlos de Guabirupá fundada en 1631 en Caá Capí, en las nacientes del río Aguapey, por el padre Pedro de Mola, pero trasladada al lugar que actualmente ocupa en 1638.

Este pueblo, como todos los demás que integran la cadena de poblaciones jesuíticas instaladas sobre el Uruguay, sufrieron el depredador ataque de los portugueses que, comandados por el general Chagas, en el año 1817 las hicieron desaparecer virtualmente bajo el terror del saqueo y los incendios. El principal enfrentamiento fue entre los lusitanos y las tropas del lugarteniente de Artigas, Andresito, que estaba al frente de la defensa del pueblo.

Con esta determinación tomada por la legislatura correntina el 27 de septiembre de 1877 se inicia su repoblación y se estableció así una colonia agrícola, aunque la efectiva repoblación comenzó al sancionarse la ley del 22 de junio de 1897 que fijó la jurisdicción del antiguo pueblo, trayendo como consecuencia el nombramiento de autoridades por parte del gobierno.

Más tarde, por decreto de agosto de 1902 se lo delineó y amojonó.

La Legislatura de Corrientes en el año 1996 sancionó la Ley Nº 5.060 determinando feriado el 27 de septiembre de cada año, como recordación de la fundación del pueblo.

La costa del río en San Carlos

undación de Garruchos

El 27 de septiembre de 1877 se funda por decreto Provincial del gobernador José Luis Madariaga promulgando la Ley 156. Está sobre el río Uruguay a escasos 3 kilómetros del límite con Misiones.

Al año siguiente, el 26 de octubre, el gobernador Manuel Derqui suscribió un decreto comisionando al Ingeniero Valentín Virasoro para proceder al deslinde, delineación y amojonamiento de las áreas destinadas para el pueblo. En 1879 se creó el Juzgado de Paz y en 1904 se realizó una nueva división de sus éjidos.

Existen opiniones divergentes sobre el nombre: por un lado se cree que el vocablo se refiere a los "anillos de hierro" que asidos a pilotes de madera son utilizados para el amarre de embarcaciones en la costa del río. Esos elementos existían en el paso del Uruguay. Y otros afirman que la expresión Garruchas, aludía a un arma determinada muy utilizada en el siglo pasado, cuyo tráfico se cumplía por ese lugar, que por consiguiente habría recibido la denominación de "Paso de las Garruchas". Hay que considerar que frente a Garruchos, en territorio brasileño, también hay una población denominada Garruchos.

Hay elementos que se encontraron que hace suponer que fue un asentamiento jesuítico.

Garruchos pertenece al departamento de Santo tomé y está ubicado en las proximidades de la desembocadura del arroyo Cirimay en el río Uruguay. Fue un centro agrícola en la época jesuítica.

Los días 24 de junio recuerdan al Patrono del pueblo San Juan Bautista.

Plaza de Garruchos

Vista del Río Uruguay